3 Hábitos Tóxicos que te hacen sufrir

  1. Algún día... Haré ejercicio, empezaré un proyecto, me independizaré, pondré mi negocio, tendré tiempo, seré feliz... algún día. Frases como estas son además de comunes un total autosabotaje. Nos decimos constantemente que algún día cuando tenga tal o cual cosa seré feliz, o algún día cuando tenga tiempo y dinero tendré aquel negocio con el que sueño; Ese día no llega y querida amiga, el autosabotaje es dejar que el miedo, si EL MIEDO tome fuerza al no ser confrontado y gane peso en tu vida. Así que próxima vez que te sorprendas a ti mismo usando frases que comienzan con un "Algún día" recuerda: Se obtiene por lo que se trabaja, no por lo que solo se sueña nada mas.

  2. Anhelar la vida de otros. Teniendo como referencia las redes sociales que hoy son parte no solo de nuestro día sino de nuestras vidas, incluso trabajos hay que ser muy selectivos con que clase de cuentas seguimos y con que fin. Por más real que quiera un influencia ser para su audiencia, el contenido es planeado y cuidadosamente seleccionado. Imagínate que ni cuenta se dieron mis seguidores que me divorcié sino hasta ¡2 meses después! Y no porque tenga una imagen falsa en redes sino que esperé al tiempo que yo estuviera lista para compartirlo y eso queridas es usar filtros y seleccionar lo que hoy quiero y puedo compartir. Las vidas de las mujeres que ves en redes no son tan perfectas como su cintura, esa que ves delgadititita quizás esté anhelando tener esos hijos que te robaron la cintura. O esa que tiene vida de ensueño viajando por el mundo quizás anhele llegar a su casa y que papá escuche como le fue en el día... No sabemos las historias detrás de las fotos y tampoco vamos a satanizar las redes y menos yo, que de eso vivo. Pero es importante entender la diferencia entre "la vida de otros me inspira y la vida de otros que aspiro".

  3. Vivir en el pasado. Este creo que es de los más trillados pero sin duda de los más difíciles de corregir. El pasado es bueno y es importante, tanto que nos ha formado a lo que somos hoy. Se que no soy la única que se ha quedado despierta algunas noches repasando eventos o situaciones pasado. Pueden ser desde días felices, pasando por sufrimiento causado por otros o culpa y arrepentimiento por acciones tuyas. Cada vez que repasamos un evento del pasado, este nos saca del presente y no nos permite avanzar al futuro. Permanecemos caminando en círculos. Y esto no es cuestión de que "El tiempo pase y sane". El tiempo no sana nada por si solo, se requiere invertirlo sabiamente en crecer. A mi personalmente, pasar tiempo con Dios y la terapia me han llevado a avanzar, entender que el pasado ya pasó y que lo mejor está por venir.

1886 visualizaciones5 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo